Las calles colombianas se han convertido en el escenario de lucha por la defensa de la educación pública. Durante el mes de octubre estudiantes y profesores se han unido y organizado para sentar su voz de protesta exigiendo las transformaciones estructurales, reales y urgentes para garantizar a millones de estudiantes educación pública gratuita y de calidad. Como insurgencia acompañamos a las y los compañeros estudiantes y profesores de todo el país que se encuentran en paro y huelga de hambre. El pueblo colombiano cumple hoy las palabras de Emiliano Zapata: “Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el gobierno”.