El primero de Mayo es reconocido en el mundo como el día internacional de la clase obrera, que reivindica las históricas luchas por justicia, dignidad laboral y esfuerzo de la clase trabajadora mundial por lograr mejores condiciones de vida por la construcción de un mundo mejor.

En la actualidad las trabajadoras y trabajadores del mundo lejos de contar con garantías y derechos que dignifiquen su esfuerzo de trabajo, son condenados y condenadas a desaparecer como sujetos políticos y agentes de transformación social; el derecho al trabajo se ha relegado a mero mercado laboral convirtiendo la fuerza de trabajo en una mercancía más haciendo del trabajador y la trabajadora alguien que pierde su potencial para su organización y lucha para ser vendido al mejor postor.

Colombia no es la excepción a esta realidad mundial, ahora en tiempos de pandemia la clase menos favorecida del país agrava su crisis económica y se agudiza por las medidas antisociales del actual gobierno que tiende a favorecer a banqueros y empresarios mientras sacrifica a la clase pobre de la patria.

Cúcuta es de las poblaciones más afectadas en cuanto aumento de desempleo ya que gran parte de la población vive del rebusque diario, de la venta de bienes y servicios y la informalidad, las medidas decretadas por el gobierno nacional y local afectan más a la gente porque si no se sale a trabajar no se come. El Estado con su policía usa la fuerza para generar mayor represión en las calles, buscando tener mayor control de la población.

A pesar del riesgo de contagiarse de Covid 19, la gente ha salido a buscar su sobrevivencia. Los 140 mil pesos que llegan como supuesta ayuda no alcanza, y además llega a muy pocas familias; la refinanciación del pago de los servicios públicos ofrecida como beneficio para la gente ha aumentado las deudas de los hogares, la gente está colgada con el pago, se están haciendo cortes de servicios lo que aumenta el desespero y la preocupación de la gente porque se paga el doble del supuesto beneficio dado por el gobierno.

El actual gobierno mientras llama a la no movilización del país que protesta soberanamente por sus derechos, enfila toda su maquinaria de corrupción para aprobar la nefasta Reforma tributaria que va en contravia de los intereses de la mayorías nacionales, esquiva adoptar la Renta Básica que pudiese solventar la situación económica de los miles de hogares nacionales a los que el hambre no les permite estar en cuarentena. El pueblo Colombiano y el cucuteño no es la excepción ha resistido con valor y ha salido desde el 28 de abril para demostrar que va a cambiar los rumbos del país, que las calles y carreteras son la trinchera desde la que construirá un futuro distinto para todas y todos.

A los trabajadores y trabajadoras de Colombia, les enviamos nuestro saludo al tiempo que los convocamos a la lucha popular e insurgente como salida a la crisis que padece la patria, la movilización y la lucha en los campos y ciudades son la única forma de enfrentar la desastrosa gestión del actual gobierno y proponer al país una salida distinta en paz con justicia social.

¡Lucha urbana, insurgente y popular!
¡Siempre junto al pueblo!

FRENTE DE GUERRA URBANO NACIONAL
COMANDANTE EN JEFE CAMILO TORRES RESTREPO
EJERCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL

1 Mayo de 2021