Tres casos emblemáticos de corrupción informativa, orientados, presentados y legitimados por la prensa comercial colombiana:

HIDROITUANGO

Ante el ecocidio generado por la construcción del negocio llamado Hidroituango, los medios de manera intencionada omiten señalar responsabilidades directas y su contexto social e histórico. Algunos preguntan por los daños ambientales, siendo ellos caja de resonancia para tapar la verdad y engañar a la nación.

Por ejemplo: ¿han entrevistado, comentado o indagado sobre quién pagó y ordenó al narcoparamilitarismo realizar masacres (73 entre 1986 y 2017)* en las comunidades ribereñas a los municipios afectados por la construcción de la represa?.

Tanto Mancuso como Don Berna (**) han dicho que el gobernador de la época Alvaro Uribe Vélez y el jefe de la IV Brigada del Ejército oligárquico colombiano tenían conocimiento de la operatividad narcoparamilitar en la zona. Recordar que cuando se constituyó la sociedad promotora de la Hidroeléctrica Pescadero S.A.(31 de diciembre de 1997) era el último día de Uribe en la gobernación de Antioquia y dejaba igualmente constituidas Cooperativas de Vigilancia y Seguridad Privada para la autodefensa agraria,(Convivir)en el municipio de Ituango.

Los medios periodísticos comerciales han mencionado algunos hechos de corrupción y fallas técnicas en la construcción, pero se ignoró el torcido que ya se configuraba al conformar la sociedad. ¿Quiénes eran los comandantes de la IV Brigada que permitieron la masacres, (General Carlos Alberto Ospina, luego fue Comandante de las Fuerzas Militares) y los empresarios y políticos que estaban detrás de EPM, la gobernación de Antioquia y los entes de control ambiental?, ¿Cuál responsabilidad le cabe a Juan Lozano Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Sostenible quien otorgó la licencia ambiental en el 2009? y ¿quién responde por los ambientalistas críticos asesinados? Reflexiones para aclarar en una etapa histórica de supuesta “verdad, reparación y no repetición”.

AYUDAS HUMANITARIAS A VENEZUELA

Los supuestos periodistas de radio, tv y prensa que alegan en Colombia su independencia y objetividad corean todo el día el mismo libreto para referirse a la situación de Venezuela. Utilizan los mismos términos para denominar al monigote que Trump usa como “presidente” y acuden al mismo recurso de entrevistar a golpistas exiliados en Colombia u otros países para maquillar de noticia, lo que es propaganda***.

Si no hay tiempo para la contextualización de las partes en conflicto, ni igual tratamiento en imágen y voz para ambas partes, ¿cómo se puede entender que haya un verdadero ejercicio periodístico? Si se sataniza permanentemente una de las partes y se presenta como perversa, para luego abrir micrófonos al oyente y encuestar vía redes, ¿cómo esperar una opinión verás y ecuánime?

Tenemos el ejemplo del jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia, Christoph Harnisch, cuando dijo que: “No participamos en lo que  no es  para nosotros una ayuda humanitaria”, al referirse a la campaña de la oposición venezolana y la Usaid estadunidense para ingresar víveres por Tienditas a Venezuela. No sólo que se usurpan los símbolos y protocolos internacionales usados para una verdadera misión humanitaria, sino que de serlo realmente, la ayuda tendría que llegar a los más de 6 millones desplazados colombianos o a las comunidades pobres del Chocó, Putumayo, Caquetá y la Guajira en donde la desnutrición infantil crece al ritmo de la ambición neoliberal. Pero esto no se dice porque implica arriesgar el interés del patrono o la agencia que paga.

Bajo esta realidad ¿puede haber democracia en la información y objetividad en la presentación?

Los supuestos informes periodísticos omiten todo criterio de imparcialidad y hacen de la mentira una pintoresca estupidez. Afirman con serio y acartonado cinismo que las fuerzas militares taparon el puente Tienditas, desconociendo que este paso binacional aún está inservible y no ha estado en funcionamiento -precisamente- porque Colombia no ha construido la infraestructura que le corresponde en este lado.

Transmitir lo que uno quiere y desea es relativamente sencillo y menos exigente, pero es irresponsable y no es justo con una audiencia o una sociedad harta del engaño, la corrupción, la ignorancia y la violencia.

LEGALIDAD EN EL URIBIDUQUISMO

“Más fácil cae un mentiroso que un cojo” (dicho popular), no obstante en Colombia matan más fácil a un crítico del régimen que enjuiciar y castigar ejemplarmente a un funcionario corrupto. ¿Será por esto que en la supuesta “legalidad” que aduce Iván Duque -presidente de la oligarquía- podemos notar enormes vacíos éticos e inconsistencias jurídicas?

Dime qué haces y te diré quién eres: ¿Cómo se puede hablar de “legalidad” y acatamiento a la Constitución, si el Jefe de gobierno y Estado dice abiertamente que no acata acuerdos o tratados firmados por sus antecesores?

¿Será “legal”, visto desde el ejemplo institucional, social, cultural e histórico que un gobierno pretenda ofrecerle en bandeja el territorio y la soberanía a una potencia extranjera para que asesine, expropie e invada a una nación hermana y vecina? Peor aún, cuando conmemoramos el bicentenario de la derrota de las tropas colonialistas españolas.

¿Será “Legal” desconocer que en la vida social, electoral y política del país se impone la violencia, la estigmatización ideológica, partidista y económica?

¿Será “legal” y democrático hacerse elegir presidente mediante el soborno, la corruptela, el terror, el oligopolio y la biopiratería?

¿Es “legal” en un Estado de Derecho (lo hacen las dictaduras), que un gobierno proteja y reconozca -como sus iguales- a mercenarios, narcoterroristas y golpistas tipo Elliott Abrams, Pedro Carmona, Julio Borges, Humberto Calderón Berti, Antonio Ledezma y otros?

Frente a esto calla la prensa “democrática”, los periodistas, los opinadores, los académicos, los comunicadores… ¿residen, a caso, en la misma tiranía? Concluyamos parodiando un haiku de Buson:

“El presidente”

Bandido le hace versos

Hoy a la luna”.

 

NOTAS:

*https://www.eltiempo.com/colombia/medellin/hidroituango-inundaria-tierras-con-cuerpos-de-desaparecidos-182934

**https://www.vice.com/es_co/article/zmwx85/las-masacres-que-salpican-a-alvaro-uribe-aqui-la-historia-y-testimonios

***Russia Today:la propaganda del otro/Rafael Poch/Ctxt/Rebelión/29-06-2018