Ya van 53 años sin Camilo, el 4 de febrero hubiese cumplido 90 años. El ELN reivindica su vida y obra, como cura, político, sociólogo y guerrillero. Más de medio siglo después de su muerte y aún sin que sepamos dónde está su cuerpo, las revolucionarias y revolucionarios del planeta continuamos su legado, recordando siempre su consigna: “Ni un paso atrás”. Después de la muerte de Camilo surgió una esperanza que hoy se mantiene viva: la liberación nacional. Camilo Torres está presente en las calles, en los grafitis, en letreros de protesta, en la organización popular y en cada ser humano y humana que hace eficaz el amor al prójimo. En este especial Rojo y Negro, Antorcha Estéreo recopila los testimonios que dan cuenta de la entrega y el compromiso profundo de nuestro Comandante con la liberación nacional.