Por: José Manuel Manzorra

Algunos elementos aquí planteados buscan abrir posibles discusiones, complementar las reflexiones al respecto y mirar hacia el futuro.

1- Este es un paro de carácter nacional, presentándose manifestaciones, movilizaciones, estallidos sociales en las principales ciudades y pueblos del país, bloqueos de carreteras y del transporte en todo el territorio nacional, confrontaciones con las fuerzas del Estado, principalmente con la Policía y el ESMAD.

Este paro es convocado y jalonado principalmente por el Comité Nacional del Paro (CNP), acatado y acogido por los Comités de Paro Regionales y otras organizaciones gremiales, sociales y políticas, además con una gran aceptación por parte de muchos sectores sociales. En el CNP la participación es limitada, pues son las centrales obreras, confederaciones pensionales y otras, también de carácter gremial, como es el caso de la Federación Colombiana de Educadores, las que participan.

Con el desarrollo del paro se ha ampliado la participación en el CNP con muchas organizaciones más, la participación de otras organizaciones es de un buen número y a pesar de esto el mismo CNP definía que no era representativo de todos los participantes del paro que estaban en las calles y el gobierno tenia que hablar también con esos otros sectores.

2- Es un paro continuación del paro del 21 de noviembre de 2019, 21N, y este a su vez, la continuidad de manifestaciones de inconformidad que se vienen dando, con mayor énfasis y participación multitudinaria desde el año 2008 con el movimiento indígena o minga indígena, después de esta han habido manifestaciones de inconformidad masiva de carácter nacional por parte de distintos sectores: Movimiento campesino, indígena, afrodescendientes, maestros, estudiantes, mujeres, LGTBIQ, con acciones de impacto nacional principalmente. Y otros movimientos y manifestaciones de carácter local y regional como los paros cívicos en Buena Ventura, Ituango, Chocó, Guajira, etc.

La juventud retomando el Paro del 21 de noviembre

3- Este paro 28A retoma el paro del 21N, parte del pliego de peticiones presentado al gobierno inicialmente, llamado Agenda para la negociación con el gobierno, luego retoma para la actual negociación el pliego de emergencia presentado al mismo gobierno en el 2020, este pliego de emergencia es la base para una negociación con el gobierno de Colombia en este paro 28A.

4- La convocatoria para el paro del 28A motiva y lleva a la participación masiva y nacional de todos los sectores del país, siendo el sector más protagónico en las movilizaciones los jóvenes y los estudiantes, como también lo fue en el paro 21N.

En el paro actual, se ha visto la participación masiva de la juventud, las mujeres, los sectores artísticos y culturales, la minga indígena, los afrodescendientes, los sectores de trabajadores del sector público y privado, el sector salud, los desempleados, los maestros, los movimientos ambientalistas, campesinos, en general, todos los sectores de la población, siendo más participante la población más pobre y necesitada, principalmente los jóvenes, pero incluyendo muchos sectores de la clase media, pues, se van dando cuenta que cada vez son más afectados sus intereses y van aumentando cada vez más, sus necesidades insatisfechas y su empobrecimiento.

5- “El florero de Llorente”, “la chispa que incendió la pradera” o “el detonante” en la convocatoria del paro del 28 de abril y la movilización del pueblo, fue la bizarra, injusta y exabrupta REFORMA TRIBUTARIA que se le iba a imponer al pueblo. Perjudicando a las mayorías y beneficiando a la clase privilegiada, corrupta, empresarial y gobernante de este país. También motivó este paro la propuesta de una lesiva reforma a la salud.

6- Este paro se desarrolla por las malas condiciones de vida del pueblo: el desempleo, el pésimo servicio de salud, la incapacidad económica de muchos sectores de la población para estudiar o entrar a la universidad, para acceder a los alimentos, los altos costos de impuestos y de servicios públicos, la pobreza desmedida, la imposibilidad de tener una vivienda y un trabajo digno, los asesinatos de opositores al gobierno, de dirigentes sociales y gremiales, las muertes en esta PANDEMIA -la mayoría de ellas corresponden a los estratos uno, dos, y tres-, las deudas impagables a los bancos por ciudadanos, pequeños y medianos empresarios quebrados económicamente, por los encierros, toques de queda, cuarentenas y confinamientos impuestos, sin plata, ni comida; afectando, principalmente, a todos los trabajadores y sus familias del sector informal. Por el incremento desmedido de comparendos y multas, por la amenaza de esta pandemia y la muerte con más frecuencia en los sectores populares, por no tener el dinero para recibir tratamientos médicos en forma particular: hacerse la prueba del COVID, consultar a la entidad comercializadora de salud, comprar las medicinas necesarias y pagar las consultas posteriores. Por los malos servicios de las entidades de salud de carácter municipal o departamental, por la mala prestación de salud de las EPS. Por todas estas malas condiciones y el miedo permanente, por la amenaza de esta pandemia y del gobierno, este malestar acumulado llevó al pueblo a salir a las calles y manifestar de distintas maneras su inconformidad.

Se ponen alerta gobernantes y aliados suyos y dan tratamiento de guerra

Estas manifestaciones de inconformidad y las explosiones sociales en diferentes lugares, pueblos y ciudades del país han puesto en alerta a los gobernantes, a los grandes empresarios y a sus aliados, uniformados y no uniformados; y su respuesta ha sido la represión, el encarcelamiento, las desapariciones y asesinatos para los inconformes y protestantes. A las manifestaciones de inconformidad social se le está dando un tratamiento de guerra.

La sociedad en su mayoría, acepta estas manifestaciones del pueblo y condena la respuesta de los gobernantes y sus secuaces. Como estos le temen y odian al pueblo, despliegan contra ese pueblo todo el abuso y la criminalización, con el ejército, la policía y el paramilitarismo. Actitud correspondiente a su formación y a su doctrina militar de tratar al pueblo como su enemigo interno.

7- La arremetida y el abuso criminal del Estado ha despertado más fervor e indignación en los pobladores y aumentado la participación de la ciudadanía en las protestas y manifestaciones y la justeza de las reclamaciones ha generado un mayor apoyo y solidaridad internacional, generando rechazos al comportamiento del gobierno y solidarizándose con el pueblo colombiano.

8- A nivel internacional se han dado muchas manifestaciones y movilizaciones de rechazo al gobierno por parte de colombianos y pobladores en muchos países del mundo, solidarizándose con el pueblo colombiano. Así mismo, el Papa Francisco se pronuncia en favor de la paz en Colombia.

9- Varias organizaciones internacionales como la ONU y CIDH, la Unión Europea, la Fundación para la Libertad de Prensa, se han manifestado por el uso excesivo de la fuerza por parte del Estado y piden calma, pero no han pasado de declaraciones, no ha habido una posición de sanción para Colombia por la violación a los Derechos Humanos y el uso excesivo de la fuerza, por los crímenes de Lesa Humanidad, como si lo han hecho con otros países como Venezuela o Cuba.

La OEA guarda un silencio cómplice igual que algunos gobernantes latinoamericanos que temen a los movimientos y a los gobiernos populares.

El presidente de Argerntina, Alberto Fernandez tuvo el valor de señalar al gobierno por la violencia ejercida en contra de un pueblo que hace justas reclamaciones.

10- El pueblo se manifiesta de distintas formas: Marchas, movilizaciones, bloqueos de vías y carreteras, danzas, música, canciones, chirimías, representaciones, pancartas, carteles, caricaturas, grafitis, pinturas, murales, cacerolazos, etc. y hay reacciones de resistencia y de violencia popular. La existencia de la PRIMERA LÍNEA es una aproximación a la organización del pueblo para dar respuestas de resistencia efectiva a las agresiones asesinas del Estado y quienes lo apoyan.

11- Los sitios más afectados por la resistencia popular han sido los bancos, los grandes almacenes, los cajeros, los peajes, las estaciones de Policía, los Centros de Atención Inmediata -CAI- y otras infraestructuras y edificaciones del establecimiento. Acciones estas reconocidas y valoradas por diferentes sectores de la población.

¿Qué se busca a través del Paro Nacional?

12- Los manifestantes buscan con su accionar unos cambios estructurales en el país, no quieren que las cosas sigan como están, y estos cambios estructurales se darán pero de una forma paulatina. La juventud manifiesta en varias entrevistas que quiere cambiar la historia.

A través del paro nacional el pueblo pretende y ve necesario generar una nueva historia, una nueva vida, un nuevo régimen y un nuevo gobierno en Colombia, debemos inscribir esta búsqueda, dentro de la búsqueda y lucha que se viene librando en los distintos países hermanos en América del Sur. Latinoamérica está buscando y construyendo su horizonte de cambio. Esta buscando el buen vivir y el bienestar para su población.

14- Para los gobernantes colombianos, los ciudadanos y el pueblo en general son insignificantes, no les importan, por esto aumentan y arremeten con violencia hacia ellos, pero esta brutal arremetida estatal y el asesinato y desaparición de marchantes, jóvenes, estudiantes, artistas y ciudadanos, genera en toda la población desprecio y desprestigio hacia la Policía. En las últimas movilizaciones la policía ha tratado de maquillar su comportamiento y se ha unido con algunos manifestantes haciendo almuerzos comunitarios, jugando fútbol con los camioneros, por ejemplo, arrimándose amistosamente a los manifestantes, etc. De esta forma buscan recuperar prestigio en la comunidad para ganar la legitimidad que de hecho han perdido, no sólo por sus acciones violentas en el paro, sino por su historia de corrupción y abusos cotidianos contra la ciudadanía. Sin embargo, no logran su cometido y siguen siendo identificados como lo que son, expresión represiva del régimen.

Las relaciones de la sociedad con las fuerzas de control del estado están en muy malas condiciones, su desprestigio, sus actuaciones arbitrarias y su comportamiento amenazante, han generado distanciamiento entre las fuerzas del Estado y la sociedad, razón por la cual el gobierno presenta una Reforma de la Policía, pero esta es una reforma cosmética, aparente, no es de fondo, puesto que la Policía seguirá al servicio de el Stato Quo, de los gobernantes, de los grandes empresarios, de los corruptos, junto al paramilitarismo, y no del lado de los pobladores que buscan un cambio, un mundo nuevo y un nuevo régimen.

Los entes de control y época oscura de Colombia

15- Los entes de control del país como la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, entre otros, en su mayoría, no han estado para defender el pueblo y los Derechos Humanos, han estado apoyando con su silencio y ausencia al mal gobierno de Iván Duque.

16- Los gobernantes, las ramas del poder público, jueces y congreso, la Oligarquía y la gran empresa, en su gran mayoría, prefieren la guerra a la paz, prefieren la muerte del pueblo a la vida del mismo, y han preferido la ganancia económica, negociando con la salud y el estudio. Fomentan y ofrecen al pueblo ignorancia, desempleo, vicio, sicariato, narcotráfico y violencia, pobreza y miseria. Se le ha negado a este pueblo la posibilidad de un buen vivir y de bienestar. Este tiempo pasará a la historia como la época oscura de Colombia.

17- No obstante esta caótica situación que ha llevado al pueblo a rebelarse, a volverse inconforme, resistente y a reclamar sus derechos, la prensa al servicio de los privilegiados económicamente ha desplegado la matriz mediática, mentirosa y manipuladora, de que toda reclamación es orquestada, dirigida y manipulada por la insurgencia, por el presidente de Venezuela Nicolás Maduro o por otras fuerzas externas al país. Y se caen por su propia mentira al no poder dar pruebas de esto, ni poder explicar como estos causantes de la inconformidad en Colombia, según ellos, han hecho para manipular, orquestar y dirigir la inconformidad y las movilizaciones masivas que se han dado en Estados Unidos, en Europa y en todo el mundo en contra del régimen y el gobierno colombiano, solidarizándose con el pueblo reclamante y movilizado.

18- Cali es la ciudad donde más asesinatos, desapariciones, torturas y violaciones ha cometido el Estado y sus agentes legales y encubiertos. Allí se dan las mayores confrontaciones, esta realidad corresponde a la vivida históricamente en esta zona del país donde se concentra un gran índice de miseria en la población del suroccidente y pacífico; los afrodescendientes, históricamente abandonados y explotados por el Estado, los indígenas, cuya historia y cultura la oligarquía del país ha querido borrar y se les han robado la tierra y se les han negado todos sus derechos, allí en este suroccidente están ubicados muchos pueblos donde la miseria y la pobreza ha llegado a niveles infrahumanos.

Unidad, organización y lucha

19- Por la confrontación a las fuerzas oficiales del Estado, Policía y ESMAD, y a los grupos armados de civil que están a su servicio, ha sido una necesidad de oponer resistencia, y es una resistencia que debe ser organizada, ya se ha iniciado en parte esta organización con las primeras líneas de manifestantes, presentes en los bloqueos y movilizaciones.

20- La movilización, confrontación y manifestación de rebeldía ha sido masiva, con valor y arrojo, pero falta organización, coordinación y unidad entre las distintas organizaciones gremiales, políticas, sociales, artísticas, culturales, de mujeres, de pobladores, de campesinos, de afrodescendientes, de maestros, de indígenas, de pensionados, etc. Aún hay comportamientos sectoriales y algunas personalidades queriendo y aprovechando en forma oportunista sobresalir; si esta realidad no se sabe resolver puede causar fraccionamientos al interior del paro y en la dinámica de movilización y lucha popular que se ha venido desarrollando, dándole oportunidad al gobierno para confundir y aparecer como víctima, el que ha sido y es el mayor victimario.

Este paro nacional es tan justo y necesario que algunos periodistas han tenido que cambiar su discurso y sus planteamientos para no quedar aislados de la opinión de muchos sectores de la sociedad.

22- Este paro también ha tenido el apoyo de algunos intelectuales y jerarcas de la iglesia católica, lo cual aporta a su legitimidad.

23- Colombia ha sido denunciada ante la CORTE PENAL INTERNACIONAL por Crímenes de Lesa Humanidad. Así mismo ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Igualmente hay demandas penales en contra del Presidente, del Ministro de Defensa y del General de las Fuerzas Armadas de Colombia.

24- El presidente Duque, arremete contra el pueblo cuando ordena al Ejército, a la Policía y de esta forma a sus fuerzas oscuras a despejar los bloqueos, a mantener el orden (de ellos) y a utilizar la fuerza para “conservar la constitución y la ley”. Esta es la respuesta que da el presidente al comité nacional de paro que en reunión previa solicita para establecer la mesa de negociación, garantías para la libre expresión y movilización, desmilitarizar las ciudades, retirando al ejército y al ESMAD.

25- los gobernantes, el ejército, la policía, el ESMAD y la oligarquía de este país no respetan la vida de los ciudadanos, no se dan cuenta que este paro nacional ha cambiado la conciencia del pueblo y que la arremetida criminal del estado no ha parado, ni parará, la movilización y la resistencia de este pueblo para la construcción de una nueva historia, una nueva vida, un nuevo gobierno de bienestar y un nuevo país que reconozca los derechos a los jóvenes y al pueblo en en general.