Las últimas semanas el mundo enfrenta una crisis económica y social agravada por cuenta del Coronavirus y de las medidas equivocadas que los gobiernos han establecido para hacerle frente. El gobierno de Duque-Uribe ha privilegiado unas medidas que favorecen a los bancos y los grandes empresarios mientras desatiende la situación de los pequeños productores y la población más humilde del campo y la ciudad. Mientras tanto se pliega a la agresión imperialista contra el hermano pueblo de Venezuela y hace maniobras militares en zona fronteriza con tropas gringas.

Aplicando el neoliberalismo se tomaron políticas equivocadas por los gobierno anteriores que privatizaron los hospitales y las clínicas, entregandoles a los privados y paramilitares entre otras, las pensiones, las telecomunicaciones y la salud de los colombianos, agudizando la situación humanitaria actual porque no hay suficiente capacidad para atender enfermos y las privados actúan en función del negocio y no en función de la salud y los derechos de la población.

Las medidas erráticas de Duque-Uribe confinan y condenan al hambre, la mendicidad y a la represión a lxs presxs social y políticos, lxs trabajadorxs informales y las mayorías que viven del rebusque diariamente y no tienen otra alternativa que tratar de subsistir en medio de la pobreza y la militarización.

Estamos antes un gobierno genocida, guerrerista y corrupto que no escucha los llamados del Papa Francisco, la ONU y otros organismos internacionales de cesar los conflictos en tiempos de pandemia, que desconoce el cese al fuego unilateral por 30 días que hizo el ELN y en su lugar continua las operaciones en los territorios tratando de sacar ventaja militar de la acción humanitaria y no detiene el asesinato a líderes sociales que día día crece con la pandemia y la corrupción.

Ante esta situación, como Frente de Guerra Urbano Nacional (FGUN) hacemos un llamado a la población para retomar las calles y enfrentar la estrategia de guerra contra la población establecida por Duque-Uribe, es momento de darle continuidad a la acción comunitaria para resolver colectivamente, cuadra a cuadra lo más urgente, que es la alimentación y la salud.

Llegó el momento de adelantar y fortalecer las acciones organizadas de recuperación de alimentos y medicamentos a los almacenes de cadena y grandes propietarios que concentran los productos básicos de subsistencia y especulan con los altos precios.

El pueblo colombiano puede contar con el ELN y el FGUN para darle continuidad a la lucha por la vida digna y la justicia social en tiempos de Pandemia.

SIEMPRE JUNTO AL PUEBLO
NI UN PASO ATRÁS ¡LIBERACIÓN O MUERTE!

      FRENTE DE GUERRA URBANO NACIONAL        COMANDANTE EN JEFE CAMILO TORRES RESTREPO

EJERCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL

Abril 30 de 2020