El pasado 20 de Julio se posicionó el nuevo presidente del Congreso de la República, Arturo Char, conocido por su ausencia en el periodo legislativo anterior; el posicionamiento de este personaje en el Congreso tiene unas claras intenciones políticas y de proyección del panorama político para la ultra-derecha, buscando incentivar proyectos de ley que sigan garantizando el -bienestar- para las clases oligarcas de este paìs y que sigan sumergiendo a la clase popular a la miseria, pobreza y explotación; además de organizar las fuerzas de cara a las elecciones próximas presidenciales.

Este nuevo año legislativo no pinta con buena cara, pues el primer proyecto de ley impulsado por Arturo Char es, conmemorar el 10 de diciembre como el día nacional de la novia eterna de barranquilla, desconociendo la realidad nacional de agudización de la miseria, falta empleo, precarización de la vida en medio del COVID-19, priorizando otros intereses, suponiendo que si se establece ese día los niveles de consumo aumentarán y por supuesto él y su familia tendrán réditos económicos y políticos de cara a sus intereses de clase.

El presidente del Congreso es la persona elegida por los miembros del Senado, con término de un año sin cambio o reelección a no ser que algo extraordinario ocurra; las funciones de este rol es precidir todos los debates generales, impulsar la participación los miembros de otro partido político al que él pertenesca, delegar deberes, y llevar toda la labor administrativa de este espacio, además tiene otras funciones junto con dos vicepresientes del Congreso, un secretario general y otros senadores con el fin de organizar el funcionamiento interno del Congreso.

¿Quiénes son los Char?

De seguro este apellido se hace parentesco, a causa de la bomba de humo que se dio tras la fuga de Aida Merlano y sus declaraciones en contra de los Char por ser los mayores compradores de votos de toda la costa de nuestro país. Arturo Char, resultó ser famoso por su mediocre esfuerzo de ser cantante de pop, luego salió en los medios a relucir por el fraude electoral que hubo en el 2018 y por su participación en la fuga de Merlano. Al parecer tener un presidente del Congreso con investigaciones en curso será una presidencia cuestionable y desafortunada pusto que no comienza con la capacidad y liderazgo que se necesita en estos momentos de crisis económica, política y social.

El Clan Char, fue fundado por Faud Char, padre de Arturo Char y Alejandro Char (anterior alcalde de Barranquila), su poder fue gracias a la privatización de gran parte de la zona norte de nuestro país (Atlántico) por medio de alianzas con el paramilitarismo y el narcotráfico, reconocido por ser dueño de las tiendas Olímpica, sumando con ello su poder político para apalancarse por medio del fraude electoral y la corrupción en el escenario del poder local Colombiano. Muestra de ello es el actual posicionamiento de la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, considerada como miembro destacada del clan, quién jugo como formula vicepresidencial de Germán Vargas Lleras en el 2010, fue alcaldesa de Barranquilla en el periodo 2012-2015 y ministra de vivienda en el periodo 2016-2017, reconocida por su cercanía con la administración pública y su carrera corrupta en la costa, se le abrió un proceso jurídico por la iniciativa del POT el cuál modificaba el uso del suelo en una parte protegida ambientalmente en Barranquilla, promoviendo la construcción de grandes condominios y viviendas para la clase oligarca del país en zonas contiguas con el río Magdalena; actualmente está en un proceso de investigación a causa de un millonario contrato con Trading Group International en tiempos de Covid, puesto que se cotizaron unos mercados para entregar en 50 mil pesos y en realidad eran de 20 mil pesos, el monto total fue de $19.319.479.750 pesos. Como forma de tapar esta investigación, es que se equivocaron en la cantidad de ayudas que se iban a entregar, que no eran 4.200 mercados sino 420.000, ¿casual error? son solo dos ceros que se comieron en el contrato.

En el plano del poder local, los Char cuentan también con la alcaldia de Barranquilla en cabeza de Jaime Pumarejo, quién fue ministro de vivienda en el 2017, nieto “político” declarado por Faud Char, gracias al impulso que le dio Alejandro Char en su carrera política. Jaime no es más que un títere del Clan Char, puesto que Alejandro Char a causa de la compra de votos para la campaña de Merlano estaba investigado y no era pertinente que siguiera siendo la cara visible de esta cargo. Jaime ademas esta vincula con el desfalco que se hizo en la región con la compra de los mercados para el COVID.

¿Cuál es el poder económico que tienen los Char?

El clan Char solo logró su poder en la región de la costa colombiana por medio de las alianzas con el paramilitarismo y como consecuencia de esta alianza desarrolló su maquinaria electoral. Una de las maneras en que se fue posicionando el Clan en la región fue por medio de la instauración de grandes cadenas de comercio, en las que seguramente se hace lavado de dinero, con el fin de legalizar este recurso y con ello consolidar su emporio económico y político. Dentro del imperio económico que tienen los Char se encuentra.

– Olimpica (Una de las cadenas de supermercados más grandes de Colombia).
– Radio Olimpica ( Una de las estaciones de radio más populares de Colombia).
– Atlético Junior (Uno de los clubes de fútbol más exitosos de Colombia en la historia).
– Banco Serfinanza (Es el banco con el que los Char que ha prestado dinero a los senadores, con el fin de distribuir fondos para la compra de votos).
– Sociedad Portuaria de Barranquilla (El Clan Char es accionista en el puerto de Barranquilla, el más grande de la costa caribeña y de gran importancia para los narcotraficantes).
– Empaques Transparentes (Es una fábrica de envases, que proporciona gran parte de los plásticos que se venden en los supermercados Olimpica).
– Aeropuertos de Oriente (Aeropuertos de Oriente es propietario de seis aeropuertos en la región del Caribe y en la costa del Caribe. Ivan Duque eligió dos de sus aeropuertos como ejercicio piloto para reabrir el tráfico aéreo nacional durante la pandemia COVID-19).
– Portales Urbanos (Es la empresa constructora de la familia Char que diseña y construye los supermercados de la dinastía).
– Laboratorios Best (Es una compañía farmacéutica que produce medicamentos y productos botánicos).

Corrupción a costa de la crisis social

El clan Char es reconocido por ser un actor de poder criminal y corrupto en la costa de Colombia, es bien sabido que ante la pobreza y el hambre en esta zona del país la politiquería y la corrupción se vuelven pan de cada día para garantizar la consecución del poder criminal y con ello defender los intereses de la clase oligárquica, sin importar el costo. La elección de Arturo Char como presidente del Senado, es una evidencia de como este clan puede inflar su poder en la política nacional a pesar de sus nexos con paramilitares, investigaciones por corrupción y fraude electoral. Actualmente la Corte Suprema de Justicia viene en un proceso de investigación en contra de Arturo Char, por la última votación que tuvo para ser Senador de la República.

Con la olla destapada por Merlano, se demostró como la maquinaria electoral se apolla en el hambre de los pobladores de este territorio del Atlántico, para seguir sometiendo al pueblo frente a sus intereses, en el 2017 se realizó una reunión secreta entre Faud Char, el jefe conservador Julio Gerleín, Arturo Char y William Montes (condenado por parapolítica) con el fin de afianzar las “alianzas” de cara a las curules de marzo del 2018, reforzando la alianza entre Cambio Radical y el partido Consevador para expandir su poder político en la Costa Caribe. En esta reunión Gerleín se comprometio con Arturo Char de aportar 6.000 millones de pesos para la campaña electoral de Aída Merlano, no obstante este acuerdo no fue más que palabra, puesto que Gerleín movia sus influencias para posicionar candidatos en Cartagena y Santa Marta, lo cuál hacia que este rubro se repartiera. Arturo Char le exigio a Julio Gerleín una lista con cada una de las personas que se les compro el voto, adjuntando el monto de pago de cada voto. De esta reunión finalmente se logró posicionar a Emeterio Montes de Castro con 68.554 de los cuales recibio 35.000 de Aida Merlano.

Esto para reafirmar que este Clan se aprovecha de la necesidad y de la pobreza del pueblo costero para dominar por medio de la corrupción y el terror narco-paramilitar, la crisis social la tienen a la final que pagar los pobladores, mientras estos grandes ladrones siguen viviendo de priviliegios, este se volvió un modus operandi para hacer elegir alcaldes, gobernadores, concejales, diputas y representantes. Concluyendo con ello que de seguro Arturo Char fue elegido con el mismo método criminal de eleccion narco-Paramiliar, lo cuál hace que su rol en el Congreso sea bastante cuestionado.

Este nuevo año legislativo, esta contaminado de corrupción y ausencia de justicia social, no solo por la participación de Arturo Char en la compra de votos sino también del representante a la cámara Laureano Augusto Acuña, la diputada Margarita Ballén, los concejales Aissar Castro, Vicente Tamara, Juan Carlos Zamora, Jorge Rangel y Adalberto Llinas, así como los grandes comerciantes y particulares que mueven todas sus influencias para tener una voz en el Congreso sin estar directamente allí como Julio Gerleín, José Mazaneda, Adriana Blanco, Lilibeth Llinás.

El prontuario de Arturo Char

Los Char han sido aliados de Germán Vargas desde hace 16 años, siendo claves para las aspiraciones presidenciales de Lleras; actualmente él es el principal socio del proyecto político nacional de los Char, que incluye como uno de sus pasos la presidencia del Senado para Arturo Char. Dicha elección ya estaba cantada, desde principios de este año, a pesar de las declaraciones de su “colega” y excongresista Aida Merlano, quien señaló a Arturo Char de ser pieza clave en la estructura de compra de votos del denominado caso de la Casa Blanca, elecciones regionales de marzo de 2018 y por la cual ella fue juzgada y condenada.

Sumado a esto Arturo Char, fue nombrado como el hijo ausente, puesto que faltó 149 veces al Congreso entre 2014-2018, presentando 32 excusas médicas en dicho periodo legislativo, lo que represento la inasistencia durante 149 días en total. Ante tal ausencia, no da más que pensar que su nuevo rol en el Congreso no es más que una forma de seguir garantizando el monopolio del poder en manos del paramilitarismo, el clientelismo y la politiquería.

Una razón más para seguir resistiendo

Como ELN consideramos que la lucha política traspasa todas las esferas de la vida, entendemos que el clan Char corresponde a una estructura para-estatal que se apoya en el narcotráfico como forma de mantener su poder, imponiendo violencia y guerra en los territorios donde oprimen, es por ello que ratificamos la vigencia de la lucha armada, nuestra resistencia ante este modelo económico y de dominación, como único camino para conseguir la dignificación de la vida. Ya lo decia Mao “La historia demuestra que las guerras se dividen en dos clases: Todas las guerras progresivas son justas, y todas las que impiden el progreso son injustas. Los comunistas, nos oponemos a todas la guerras injustas, pero no estamos en contra de las guerras justas, lejos de oponernos a estas últimas, participamos activamente en ellas, sin las guerras es imposible realizar saltos en el desarrollo social y derrocar a las clases dominantes reaccionarias, la guerra revolucionaria es una antitoxina, que no sólo destruira el veneno del enemigo, sino que también nos depurara de toda inmundicia”.

Ante esta nueva realidad política que se plantea en el país tras la orden de captura de Alvaro Uribe Veléz como el mayor jefe paramilitar, se abre una posibilidad para destapar la olla de corrupción y para-político que a recubierto el país por más de 30 años. Es una oportunidad que como ELN vemos para profundizar la discución sobre la ausencia de democracia y la necesidad de justicia en este país, ratificando nuestra disposición de construir paz, siempre y cuando se den los cambios y transformaciones estructurales en el país. Hacemos un llamado a la organización, en cada esquina, en cada barrio, en cada comuna, en cada vereda, en cada espacio donde podamos desarrollar el potencial cultural, poĺítico, social y económico que tiene nuestro pueblo. Seguimos caminando por la liberación nacional para combatir la injusticia, el clientelismo y la politiqueria, con la firme consiga de Colombia para lxs trabajadores.