El Gobierno Nacional emitió un decreto a finales del año pasado que consiste en un proceso con requisitos legales, para controlar el tránsito de vehículos provenientes de Venezuela, la medida afecta a los territorios fronterizos del país, incluyendo a Cúcuta, en donde la frontera con Venezuela está cerrada desde 2015, situación que no permite hacer el proceso. Este es otro de los mal llamados impuestos que continúan la lista de plata que colombianas y colombianos pagan sin ninguna justificación de inversión y bienestar social.