El pueblo Colombiano sigue movilizado para exigir que haya equidad y justicia social. Millones de hombres y mujeres de todas las edades se han expresado en carreteras, campos y ciudades, reclamando contra las leyes que le perjudican y clamando por cambios necesarios para el país. La respuesta ha sido la represión generalizada y el asesinato de decenas de personas; cientos han sido perseguidas, desaparecidas y otro tanto heridas con armas de guerra utilizadas por militares y policías por orden del uribismo en el gobierno.

El mundo, asombrado ante la magnitud de los crímenes que cometen la oligarquía y el establecimiento Colombiano, se ha pronunciado. Más recientemente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, graficó la manera salvaje en que la policía ha atacado y asesinado a los manifestantes y pide entre otras medidas, que esta pase del ministerio de guerra al ministerio del interior.

Como ELN consideramos que los problemas sociales y de pobreza que nunca han sido atendidos seriamente por el gobierno colombiano, no se solucionan con más soldados y policías porque estos sólo aumentan la violencia contra la población acrecentando los asesinatos y las masacres de la gente más humilde y marginada de la sociedad.

Cuando los caminos para la protesta social se cierran una vez más por la violencia estatal ante los ojos del mundo, ejercer el derecho a la Rebelión sigue siendo legítimo; ante las atrocidades cometidas con orden oficial, recurrir a la acción revolucionaria armada es un camino de lucha.

Es política del ELN asumir públicamente las acciones que realizamos, en ese sentido informamos que en el marco de operaciones desplegadas para aplicar castigo popular a las fuerzas del Estado, unidades urbanas atacamos la Estación Atalaya de la militarizada policía nacional en la ciudad de Cúcuta.

Llamamos a los miembros de los distintos cuerpos policiales y militares a que cesen el abuso contra la población; ustedes son hijos del mismo pueblo al que hoy asesinan por reclamar que se eliminen leyes que a ustedes y a sus familias también les perjudican. Antes que seguir masacrando el futuro del país, renuncien, deserten, únanse a la lucha.

La Colombia que reclama cambios tiene en el ELN una expresión más de resistencia y de combate para acompañar la pelea por las transformaciones que lleven al país y a sus gentes a un mejor destino con justicia social, sin pobreza, sin represión.

¡Lucha urbana, insurgente y popular!
¡Colombia para los trabajadores!
¡Ni un paso atras… liberación o muerte!

Frente de Guerra Urbano Nacional
Comandante en Jefe Camilo Torres Restrepo

Ejército de Liberación Nacional

Agosto 2021