Editorial Revista Insurrección Nº 812

Comando Central (COCE)

A medida que aumenta el expediente de Marta Lucía Ramírez, aumentan los altos cargos que le encomiendan, por esto es Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores, en 2020 Insight Crime publicó sus vínculos con el Cartel de la cocaína de Medellín y ahora en los Papeles de Pandora le formulan nuevos cargos.

Mientras los Presidentes de Chile y Ecuador sienten la presión popular que condena sus negocios turbios en Paraísos Fiscales, a la Vicepresidenta de Colombia la recibe y felicita el Secretario Blinken del Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU), distinción que obedece a la visión imperialista que clasifica a los corruptos como buenos y malos, donde los primeros son los incondicionales de EEUU; en este lavado de imagen son decisivas las grandes empresas de comunicación de Sarmiento Angulo y los Gilinski, quienes también tienen un puesto en los Papeles de Pandora, a esta desinformación se suma el silencio de los periodistas independientes, que se autocensuran para evitar ser perseguidos y eliminados.

Hace dos años y medio salieron a la luz pública los negocios de lavado de narcodinero de Marta Lucía con un capo del Cartel de Medellín llamado Guillermo Acevedo, alias Memo Fantasma, recordado en el bajo mundo por robar un cargamento de cocaína a Pablo Escobar, aliarse con la DEA de EEUU, fundar dos Bloques de narcoparamilitares, financiar la narcobanda de Los Rastrojos, prestar helicópteros a Fabio Echeverri Correa el Gerente de la primera campaña presidencial de Uribe y firmar los Acuerdos de Ralito con Uribe en 2004.

Memo adquirió numerosos terrenos en el centro de Bogotá en donde adelantó un proyecto de construcción de un edificio de oficinas de lujo en asocio con Hitos Urbanos Limitada, una empresa propiedad de Marta Lucía Ramírez y su esposo Álvaro Rincón, de este negocio Memo recibió como pago 45 apartamentos y 5 oficinas, en 2008 instaló allí varias de sus empresas y en 2010 también instaló una de sus empresas insignia para el lavado de narcodinero llamada Acem S.A. Las dos hijas de Memo estuvieron matriculadas en el colegio Nueva Granada de la élite bogotana, donde las admitieron gracias a la recomendación que les dio Marta Lucía.

Marta Lucía y su familia crearon en Panamá la sociedad Stulb Investment Corporation, que según los Papeles de Pandora aparece como accionista de la sociedad Global Securities Management Corporation con sede en las Islas Vírgenes británicas, el principal Paraíso Fiscal del mundo, sociedad fundada por Gustavo Hernández Frieri para lavar el dinero que robó a la empresa estatal petrolera de Venezuela (Pdvsa), caso por el que fue condenado en EEUU este año.

La operación de blanqueo del  dinero sucio la completan al traer capitales ya limpios a Colombia desde las Islas Vírgenes británicas, que ingresan a las empresas del clan Ramírez Rincón en el país, como una Inversión extranjera Directa (IED) que cuenta con exención de impuestos sobre las ganancias; esta es la explicación de por qué las finanzas de la élite dominante son exitosas, porque con refinación desarrollan el blanqueo de capital ilícito, con el que soportan la economía legal del Narcoestado colombiano, operación que apenas es una minúscula réplica del funcionamiento del sistema financiero internacional.

El 22 de septiembre pasado reportaron que ha logrado consolidarse firmemente como el líder del tráfico internacional de cocaína al infiltrarse silenciosamente en la economía, con lo que logra el doble objetivo de reciclar sus ingresos de procedencia ilegal y contaminar la economía legal, apoderándose de campos productivos cada vez más amplios, como la construcción, el transporte por carretera, la restauración, la gestión de instalaciones deportivas y hoteleras, el comercio al por menor y el sector sanitario; este Informe lo reportó al Parlamento el Fiscal Nacional Antimafia de la Dirección de Investigación Antimafia (DIA).

Este esfuerzo lo desarrollan en Italia contra la Ndrangheta la mafia de Calabria, nunca en Colombia donde el Congreso está dominado por diversas mafias que visten ropajes de los Partidos tradicionales, la Fiscalía está a su servicio y nunca se les ocurrirá crear una Dirección Antimafia porque la mafia controla el régimen y monopoliza todos los poderes del Estado.

Un cambio de fondo a esta tragedia nacional llegará por la lucha que hace la mayoría de los colombianos para imponer la voluntad de los 11,6 millones de votos con que ganaron la Consulta Popular Anticorrupción de agosto de 2018, mandato que está vigente y obliga a todas las fuerzas políticas que luchan por hacer de Colombia una nación digna, soberana, democrática y en paz.