Con el proyecto de ley 152 del 2018, antes ley 174 del 2017, la oligarquía colombiana representada por Duque y manejada por Uribe Veléz, pretende privatizar los medios audiovisuales, digitales y análogos “públicos” que tiene el pueblo colombiano.

La represión contra el pueblo colombiano no se ejerce solamente con balas, gas lacrimógeno y bolillos, el gobierno de Duque le apuesta descaradamente a la manipulación de lo que las y los colombianos, ven y escuchan. Ciudad Rebelde, reserva este espacio para ponerle al tanto de lo nociva que es esta imposición arbitraria, ilegal e ilegitima para la poca comunicación alternativa que existe en el país.

¡La comunicación es un derecho, NUNCA un negocio!