La explosión ocurrida en la Brigada 30 de Cúcuta el pasado 15 de junio la usó el Gobierno para hacer una Noticia Falsa, que ahora gracias a los Equipos de Inteligencia del ELN se logra conocer lo que realmente ocurrió ese día.

Como toda mentira al final se conoce la verdad, aunque Iván Duque siga queriendo aplicar la lógica nazi de repetir una mentira mil veces para convertirla en verdad.

En esta oportunidad la mentira sobre la explosión en la Brigada 30 de Cúcuta no pudo llegar a un mes para saberse la verdad, aunque desde el día de la explosión el 15 de junio circularon mensajes sobre lo acontecido.

Efectivamente no era ningún atentado o ataque externo a la Brigada 30, no había ingresado ningún carro con explosivos, era un vehículo que un suboficial del Ejército gubernamental había cargado con explosivos y fulminantes para realizar unas prácticas.

Las imágenes mostraron humo en el primer momento y luego la explosión por eso se habla de dos explosiones, lo que quiere decir que se activaron por accidente los fulminantes que es cuando sale una gran cantidad de humo y luego se mira la explosión.

Lo vergonzoso del hecho es que tanto los militares gringos que estaban ahí dentro de la Brigada, como Iván Duque y el Ministro de Defensa conocieron lo que estaba aconteciendo, por eso a los pocos minutos desaparecieron de las redes de comunicación los mensajes que ya habían circulado y al suboficial de inmediato lo trasladaron.

Efectivamente no hubo muertos, quienes estaban cerca se percataron del hecho, fueron a buscar extintores y los demás se retiraron del lugar.

Como Iván Duque al igual que Uribe está buscando justificaciones para instaurar un régimen dictatorial, por medio de la figura de Estado de Conmoción Interior les pareció fácil buscar chivos expiatorios: “fue el ELN”, “fueron las Disidencias”, el ELN como es su costumbre salió a decir su verdad, pues tiene un mando responsable que el país y el mundo saben que cuando hace acciones militares lo dice con claridad sin darle vueltas a las cosas o buscando falsos responsables.

Pero ahora el accidente que se da en la Brigada 30 el Gobierno trata de convertirlo en herramienta útil para sus propósitos políticos, es como cuando el niño se golpea el mismo y acusa al niño vecino para que su papá salga a defenderlo, pero esta vez el papá de Duque, los gringos sabían que era mentira, sin embargo le celebran, ¡qué desfachatez!

Junto con lo acontecido en la Brigada 30, el ataque con bombas a la Policía Nacional en Cúcuta y los tiros al helicóptero donde iba Duque, tres supuestas acciones en menos de un mes, donde nadie asume responsabilidades y las agencias de inteligencia del Estado no es que no sepan, sino que se hacen los de ‘la vista gorda’ o que no pueden decir quién fue.

Por esto es mejor ayudarles para que no terminen creyéndose sus propias mentiras.

Adenda: hablando de verdades, al Gobierno de Duque le incomodan las investigaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) sobre la responsabilidad del Estado en las masacres realizadas durante el Paro Nacional, y más incómodo aún la confirmación de la exportación de exmilitares colombianos para actuar como mercenarios en acciones extraterritoriales, como el atentado donde resultó muerto el Presidente de Haití, pues 26 de los 28 mercenarios eran exmilitares colombianos.